Gimnasta ariqueño conquista tres bronces para Chile en Sudamericano de Mar del Plata

Con el ceño leventemente fruncido y gran seriedad, Renato Méndez Michea, de 10 años de edad, cuenta que solía ser muy travieso. “Mi mamá me trajo a gimnasia y me gustó. Tiene mucha disciplina. Ahora me porto bien”, cuenta a minutos de comenzar con su entrenamiento, a cargo del técnico de gimnasia, Pedro Quisbert. Practica desde los 6 años en el club EGASA y con gran seguridad advierte que no tiene un elemento favorito. “Un gimnasta tiene que acostumbrarse a todos los aparatos, no sólo a uno”, indicó.

Esta determinación fue un factor decisivo en el Sudamericano específico, la última competencia de Renato, realizada en Mar del Plata, Argentina, donde obtuvo el mejor rendimiento en el all around, además de medallas de bronce en barras paralelas, suelo y por equipo en la categoría pre-infantil. “Competí con gente de hartos países y me fue bien, así que estoy muy contento”, expresó.

Su historial refleja un arduo trabajo. “En el sudamericano participaron 11 países, es decir, todo el cono sur y Panamá. Entró siendo el mejor gimnasta en las clasificatorias en agosto, y primero en su categoría a nivel nacional”, explicó su entrenador, Pedro Quisbert. Agregando que cuenta con una planificación de 24 a 30 horas semanales. “Para estos resultados fue clave la pretemporada que tuvimos en Arequipa. Durante 10 días afinamos algunos elementos y una performance más acorde a un sudamericano. Estamos muy agradecidos del apoyo del IND de Arica y Parinacota ya que creyeron en nosotros y nos financió los pasajes para participar en los controles clasificatorios y para llegar a Santiago a la concentración previa al viaje, del equipo nacional”.

Esa misma confianza es la que transmite Renato en sus entrenamientos. “Es un niño muy maduro para su edad, lo que es clave en las competencias, pues las enfrenta como un adolescente. A sus 10 años ha participado en dos Judejut, entre otros torneos, los que son el resultado de un trabajo que se ha ido puliendo con los años. Son muchas horas de entrenamiento que han llevado a un rendimiento técnico que creo que no se veía en Arica desde hace años”, manifestó Quisbert. Renato, en tanto, continúa firme en sus objetivos. “Lo que yo quiero hacer, mi sueño, es ir a un mundial. Quiero participar”, adelanta.

Comentarios

comentarios

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.